vals de la marea

A Pedro, durmiéndose

 

Si me agarro a la marea de tu mano

y solo entonces se cae la luna,

si duermes el movimiento en mi pecho

para bailar un vals descalzos sobre

la vida, tuya, lluvia en primavera,

si eres tiovivo de feria en invierno,

colores de ciudad contaminada,

la hierba en el suelo de la madrugá;

si me agarro a la marea de tu mano

y nos acompasamos, al danzar,

                                                             el amor.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Versos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s